Cuando los muros se derrumban y los héroes se alzan

 La Gran Conjunción Saturno-Neptuno 2025-26 a 0° Aries

(y la travesía inicial de Saturno por el signo de Piscis)

 por Maurice Fernandez

Traducido por Belén Landi

Enlace al artículo completo

Podemos imaginarnos una ilustración topográfica de la conjunción Saturno-Neptuno como un pronunciado acantilado que cae en la vasta extensión oceánica y, siguiendo las leyes de la física, el agua erosionará la roca con el tiempo: lo que inicialmente parece roca indestructible acaba convirtiéndose en arena fina y maleable. Posteriormente, a medida que esta tierra se disuelve gradualmente, el fuego volcánico del núcleo de la Tierra entra en erupción formando nuevas montañas que se elevan sobre los océanos. Y así, estos procesos de creación captan la influencia cíclica de los elementos: tierra, agua, fuego y aire. Si observamos la historia reciente, muchos de nosotros podemos recordar la última conjunción de Saturno y Neptuno en Capricornio: Noviembre de 1989, que marcó  la caída del Muro de Berlín y el colapso del Imperio Soviético. Lo que parecía indestructible, antes de ese momento, se deterioró precipitadamente: una reacción en cadena que acabó derrumbando toda la Unión Soviética.

La próxima conjunción Saturno-Neptuno se producirá en el punto 0° de Aries, el primer grado del zodíaco, marcando a su vez el nacimiento de una nueva era. La conjunción será casi exacta en julio de 2025, y se perfeccionará a 0° de Aries el 20 de febrero de 2026. (Véase el Gráfico 1, **.) ¿Presagia esto un nacimiento ardiente del vientre oceánico?

A medida que emergemos de la increíble intensidad de la conjunción Saturno-Plutón de 2020, esta conjunción Saturno-Neptuno es el próximo gran hito de la década. El ciclo de Saturno-Neptuno hace imperios y también los derrumba. Exploraremos cómo puede afectar el destino de los eventos naturales, la cultura moderna y la geopolítica, pero también cuáles pueden ser las intenciones evolutivas para nosotros, a nivel personal.

Enlace al artículo completo

Cuando los muros se derrumban y los héroes se alzan

 La Gran Conjunción Saturno-Neptuno 2025-26 a 0° Aries

(y la travesía inicial de Saturno por el signo de Piscis)

 por Maurice Fernandez

Traducido por Belén Landi

Enlace al artículo completo

Podemos imaginarnos una ilustración topográfica de la conjunción Saturno-Neptuno como un pronunciado acantilado que cae en la vasta extensión oceánica y, siguiendo las leyes de la física, el agua erosionará la roca con el tiempo: lo que inicialmente parece roca indestructible acaba convirtiéndose en arena fina y maleable. Posteriormente, a medida que esta tierra se disuelve gradualmente, el fuego volcánico del núcleo de la Tierra entra en erupción formando nuevas montañas que se elevan sobre los océanos. Y así, estos procesos de creación captan la influencia cíclica de los elementos: tierra, agua, fuego y aire. Si observamos la historia reciente, muchos de nosotros podemos recordar la última conjunción de Saturno y Neptuno en Capricornio: Noviembre de 1989, que marcó  la caída del Muro de Berlín y el colapso del Imperio Soviético. Lo que parecía indestructible, antes de ese momento, se deterioró precipitadamente: una reacción en cadena que acabó derrumbando toda la Unión Soviética.

La próxima conjunción Saturno-Neptuno se producirá en el punto 0° de Aries, el primer grado del zodíaco, marcando a su vez el nacimiento de una nueva era. La conjunción será casi exacta en julio de 2025, y se perfeccionará a 0° de Aries el 20 de febrero de 2026. (Véase el Gráfico 1, **.) ¿Presagia esto un nacimiento ardiente del vientre oceánico?

A medida que emergemos de la increíble intensidad de la conjunción Saturno-Plutón de 2020, esta conjunción Saturno-Neptuno es el próximo gran hito de la década. El ciclo de Saturno-Neptuno hace imperios y también los derrumba. Exploraremos cómo puede afectar el destino de los eventos naturales, la cultura moderna y la geopolítica, pero también cuáles pueden ser las intenciones evolutivas para nosotros, a nivel personal.

Enlace al artículo completo

Go to Top